16.10.06

La Modernidad es un juego de espejos




Las Meninas, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez (1599 - 1660)

"Velásquez honra al rey representándolo dentro de la representación; es decir, reduplicando la representación. Porque el cuadro que miramos es obviamente una representación, pero su personaje principal, el rey, no está “directamente” representado, como habría ocurrido en cualquier cuadro occidentales que precediera a este, “Las meninas”, realizado en los albores de la modernidad. Es como si la “verdad” del cuadro residiera en representar la representación. Y no solo representarla, sino también darle un lugar de privilegio, duplicándola."

El texto completo, acá

3 Comments:

Blogger El Marpla said...

Es definitivamente uno de mis cuadros favoritos, y me encanta la cara del Enanito de la derecha :P

Es bastante grande el cuadro, lo vi en Madrid. La puerta de atras como punto de fuga, el espejo, la cara de Velazquez, las caras casi deformes de las Meninas. Me encanta

18.10.06  
Blogger Moebius said...

El cuadro en vivo debe ser realmente impresionante. Tengo entendido que lo cambiaron de marco, por lo que la obra no se ve exactamente como lo quería mostrar el autor...y tal vez sea porque ya no podemos ver esa Modernidad desde la misma perspectiva. Habría que pensar qué obra habrá de definir nuestra era. Se me ocurren algunas, pero todas son oscuras.

18.10.06  
Blogger El Marpla said...

EL Grito debe ser una. Guernica debe ser otra

19.10.06  

Publicar un comentario

<< Home