23.8.07

El Despertar Americano



Marilyn está muerta, Cape Cod, MA, 1962
Robert Frank (Zürich, 1924)

Una buena fotografía es algo visto con el rabillo del ojo, al pasar. Una muy buena fotografía es un secreto sobre un secreto: cuanto más te dice, menos sabés. Y una fotografía brillante es siempre un pequeño terremoto. Las fotografías de Robert Frank son estas tres cosas a la vez. Cargadas con su poder de extrañamiento y confidencia, irrumpen a través del lente de la cámara con una presencia tan intensa que cualquier actitud que uno haya tomado de antemano se desintegra. Son imágenes que comienzan a afectarte antes de que tomes conciencia de que te están afectando. Su significado se te aparece con la perezosa calma con que se aparece un shock, en ese estado mental que ocupa, por ejemplo, el momento –aquel preludio de la eternidad– entre que uno se resbala sobre una vereda mojada y el instante en que el trasero pega contra el piso.

El artículo completo, acá


2 Comments:

Blogger nat said...

sí! robert frank es glorioso, no puedo creer que voy a ver una muestra de él, ¡y en el museo de arte hispanoamericano! este frank siempre sorprendiendo...

besos!

23.8.07  
Blogger Moebius said...

¡Qué suerte la tuya! Que lo disfrutes, ¡y comentá algo!

23.8.07  

Publicar un comentario

<< Home